Mansión Winchester

El sábado fuimos a conocer la mansión perteneciente a la familia Winchester, sí los de la fábrica del famoso rifle (Fábrica Winchester), un lugar ya desde su concepción bastante delirante. Se suponía que la señora Winchester(Sarah Winchester) luego de perder a su recién nacido hijo y al poco tiempo a su marido de tuberculosis necesitaba un lugar donde conectarse con sus almas vagantes, por lo cual le pidió a su médium que le diseñara una estructura de mansión en donde fuese posible abrir una especie de portal. Ahora bien algo que ella no calculaba era que ese portal iba a abrirse para otros espíritus no solo el que ella deseaba contactar, por lo cual se sentía perseguida por estos. ¿Qué idea brillante tuvo el chanta del espiritista? Engañarlos, construir una casa en refacción y expansión permanente, llena de pasadizos y puertas que no llevan a ninguna parte (algunas a una pared u otras al mismo vacío). Además de la concepción misma de la mansión llaman la atención pequeñas escaleras que la señora Sarah utilizaba para desplazarse con poco esfuerzo dentro de la casa, decenas de escalones uno pegado al otro ideal para una persona del diminuto tamaño de ella(1,47 mts). También el contraste entre habitaciones súper iluminadas y realmente hermosas con otras súper lúgubres y oscuras, tenia de los primeros baños con ducha de la época, que jamás llego a utilizar pero luego de haberlo visto tenía más onda el baño de una cárcel.
Hay cientos de vitrós Tiffanys que tienen un valor incalculable y que tienen de verdad un trabajito hermoso. Debido al terremoto de 1906 hay varias habitaciones medias destruidas en un ala de la casa, es justo decir que también quedaron así ya que ella que era oriunda de la costa este, luego del famoso terremoto, el cual nunca había experimentado, vio este fenómeno como una señal de los espíritus (si, estaba un poco chiflada la señora) y abandono ese sector. Debo decir que yendo al plano físico no presencie nada extraño ni espeluznante dentro de la residencia Winchester, salvo si, un cambio de temperatura gigantesco de una habitación a otra, quien sabe si fue que alguien dejo la puerta abierta o si otra cosa, fuera de este mundo seguía ahí, dando vueltas para toda la eternidad….