Imagen

OK, como venía comentando en otros artículos, estaba buscando laburo hace un par de meses y se me dio hace 2 semanas. Debo decirlo, no era el que más esperaba, ya que había aplicado casi como un autómata(ni recordaba haberlo hecho) pero mientras estaba yendo un lunes a recorrer varios lugares donde me habían dado referencias recibí el llamado: “Hi, My name is Jose and im calling you from Chipotle, yo speak spanish right?”

Horas después estaba en el lugar teniendo una charla muy amena con gente del restaurant de comida rápida y otra hora más tarde me estaban llamando para decirme que me presentara al día siguiente que estaba contratado… “wow eso fue rápido” pensé.

Me explicaron cosas varias sobre la política de la compañía, mostraron videos sobre las miles de oportunidades que en ella había y me dieron un sobre con una tarjeta de paycard para elegir como cobrar mi quincena.

El trabajo básicamente consistía en, limpiar mesas, pisos, MUCHAS OLLAS Y RECIPIENTES DE COMIDA(esto provocaba que cada día llegara a casa con las manos cortadas, hinchadas y las articulaciones de mis dedos destruidas) preguntarle a los clientes si estaba todo bien y como sabia la comida, verificar que no faltara nada en los dispensers de gaseosa ni servilletas ni nada de eso y si te quedaba tiempo te enseñaban quehaceres de cocina, preparar arroz, guacamole, lavar, pelar y picar verduras, marinar carnes y finalmente, si hacías esto con energía el punto final: detrás del mostrador preparando burritos, tacos o quesadillas a los clientes.

Hice todo eso, y no soy un chef obviamente por cuestiones de tiempo, en un lapso de 2 semanas.

Quiero decir que fue el trabajo más duro, intenso y desgastante que realizado en mi vida.

Tan duro fue que decidí seguir buscando y casi he encontrado algo nuevo, la semana que viene tengo algunas entrevistas y mañana es mi último dia lavando ollas y preparando burritos.

Agradezco la oportunidad que me dieron y a pesar de ser un laburo por el minimum wage (que en California está por arriba de la media de los Estados Unidos) y que te muelen a palos laburando, aprendí mucho y me ayudo a sentirme confiado al interactuar con la gente, pude salir de la burbuja en la que había estado desde que llegue a San Francisco.

A seguir entonces, cada día es el primer día del resto de nuestras vidas…